El Manchester United castigará a los aficionados que cometieron actos delictivos durante las protestas del domingo que llevaron al aplazamiento del partido de la Premier League contra el Liverpool, dijo el lunes el club.

Los fanáticos del United que protestaban contra los propietarios estadounidenses del club, la familia Glazer, irrumpieron en el estadio que estaba cerrado a los fanáticos debido a las restricciones de COVID-19.

Agencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.