¡No existe la «Sana Distancia» en combis de Pachuca!