Las fuerzas de seguridad de Myanmar dispararon y mataron al menos a 16 manifestantes el sábado, dijeron informes de prensa y testigos, ya que el líder de la junta gobernante dijo que los militares protegerán a la gente y lucharán por la democracia.

Los manifestantes contra el golpe militar del 1 de febrero salieron a las calles de Yangon, Mandalay y otras ciudades, desafiando una advertencia de que podrían recibir un disparo «en la cabeza y la espalda» mientras los generales del país celebraban el Día de las Fuerzas Armadas.

Agencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.