El ex mariscal de campo de los Green Bay Packers, Brett Favre, dijo que una adicción a los analgésicos lo llevó a contemplar el suicidio poco después de llevar a su equipo a un título de Super Bowl en 1997.

Favre se volvió dependiente de los analgésicos mientras lidiaba con lesiones en 1994. Sufrió dos convulsiones al año siguiente después de aumentar su consumo, lo que lo llevó a ingresar a rehabilitación durante 75 días.

NFL | Brett Favre y Aaron Rodgers se entienden a la vejez - AS.com

El tres veces MVP dijo que «volvió a caer en el ciclo» de su adicción después de dejar la rehabilitación, pero finalmente logró superarlo tirando las pastillas por el inodoro.

Agencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.