Como suele pasar en los enfrentamientos y más en una final, el juego de ida entre Chivas y Tigres tuvo polémica en los primeros 90 minutos de la final que tiene en ventaja a las norteñas por 1-2 en juego celebrado la noche del lunes en el estadio Akron.

La polémica se hizo presente con la árbitro Lizzet García quien le anuló un gol a Tigres que era legítimo por parte de María Sánchez para darle en ese momento la ventaja a las norteñas por 2-0, sin embargo la jugada fue invalidada por un supuesto fuera de lugar y, un contragolpe después de la polémica jugada, dio a Chivas el gol del empate a través de Anette Vázquez.

Las emociones se pusieron intensas para la parte final del encuentro donde Chivas pudo tomar ventaja en el encuentro luego de un penal marcado a su favor , pero que desafortunadamente para la causa rojiblanca, Carolina Jaramillo mandó al travesaño y en la compensación del encuentro, Tigres marcó el 1-2 para llevarse una ligera ventaja para el juego de vuelta el próximo lunes en el Estadio Universitario buscando el bicampeonato y sumar el cuarto en su historial, o si Chivas logra obtener su segundo título de Liga.

AGENCIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.