La nueva Viga, ¡casi desierta!

Redacción/JHR

Cuando se acerca el viernes santo y sábado de gloria de Semana Santa, en la cual se acostumbra a comer pescados y mariscos, la Nueva Viga de la Ciudad de México luce como nunca se imaginaron, al 50% de clientes y es que por la contingencia contra el coronavirus se cayó el comercio en este lugar.

Apenas el año pasado estaba a reventar en este jueves y viernes santo y ahora los locatarios se pelean a los marchantes.

«Esto nos dio en la torre, lo del coronavirus, no he vendido mucho y ya es tarde, ojalá que muy pronto todo se estabilice», señaló Andrés Cutberto, vendedor de camarones.

El comercio se estancó en estas fechas y todos vaticinan que esto será peor en los siguientes días, ya que casi nadie estará en las calles por miedo al contagio del coronavirus que ha dejado al mundo en shock.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *