Desarrolla nueva técnica para el diseño de tu boca

El éxito de Chrystian Mejía es el diseño de sonrisas. Lo saben Vicente Fernández, Christian Nodal, todos los jugadores del Guadalajara, y algunos raperos, como C-Kan o Santa fe Klan, entre decenas de deportistas, actores, actrices, empresarios y políticos. 

No en balde, el Instagram de Mejía rebasas los 209 mil seguidores. Algo extraño en alguien que se dedica al cuidado de la boca. @dr_chrystianmd 

Quizá es su historia de éxito. Quizá es el éxito de su historia. 

Ahora que me encuentran en las redes sociales, gente que me conoció de niño, me dicen que yo desde chavillo les decía: yo voy a triunfar”. Y, sí, lo logró. 

Al menos puede jactarse de ir a cenar con algún actor, y al que terminan por reconocer las hostess y algunos comensales es a él. «El doctor de las estrellas», le dicen, a manera de saludo. Y él agradece que, sin dedicarse a una vida pública, la gente sepa que es el diseñador de sonrisas más conocido en México. 

Y, al menos, en su natal Gómez Farías es una especie de héroe; alguien que el pueblo quiere porque, generoso que es y suele ser, se ha llevado a muchas personas de su pueblo natal a conformar su equipo de trabajo en su clínica de Guadalajara, “y conmigo les está yendo muy bien”. 

Aunque su infancia no hubo abundancia económica, él siempre pensó en trabajar duro para hacerse de un nombre y un prestigio, para lo cual emigró a Guadalajara para estudiar la carrera de Odontología y, al paso del tiempo, la especialidad: Prostodoncia, en el 2010. Tres años más de estudios le fueron suficientes para implementar una técnica (que aún no registra ni tiene nombre), por medio de la cual evita el exceso desgaste del esmalte y de la pieza dental, para colocar las carillas, y hacer de esto que en otras clínicas les lleva semanas y muchas citas, en apenas sólo dos visitas a sus instalaciones. 

Esto del diseño de sonrisas ya tiene tiempo que se hace en todo el mundo, pero puedo asegurarte que nadie usa mi técnica, ni te dan los resultados que yo les doy a mis clientes, por eso llegan a mi empresarios de súper nivel, artistas, cantantes, deportistas y ellos me han recomendado en sus redes, por lo que mi número de seguidores se va incrementando constantemente. Sí, es raro que un dentista tenga tantos fans”, comenta y ríe. 

“Sin embargo, en Brasil hay dos dentistas que tienen 4 y 3 millones de seguidores; entonces, ya no es tan extraño que me esté ocurriendo”, comenta el médico que implementó una técnica que está por plasmar en artículos científicos y con la cual se han beneficiado sus pacientes y, al mismo tiempo, los pacientes de los dentistas que él ha entrenado en sus cursos y conferencias. 

Tan amigo se ha hecho de algunas celebridades, que acaban de invitarlo a participar en una película.

Es una breve aparición; apenas una escena y, bueno, lo agradezco porque yo no soy actor, pero lo haré porque, al final del día, cuando me pongo a revisar los mensajes que me dejan en Instagram, donde me siguen muchos colegas, y me escriben que soy una inspiración para saber que sí se puede, que podemos triunfar, destacar y generar mejores recursos, en lugar de dejar que vengan médicos extranjeros a hacer fortuna; qué mejor que puedan ser mexicanos los que estemos generando el cambio”, concluyó. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.