Las lluvias torrenciales siguieron azotando la costa este de Australia el martes, lo que intensificó la crisis de inundaciones en Sydney, ya que se ordenó a miles de residentes más que abandonaran sus hogares después de que los ríos superaran rápidamente los niveles de peligro.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *