Para Kendrick Fulton, la pandemia de COVID-19 abrió la puerta a una oportunidad inesperada para reconstruir su vida en Round Rock, Texas, después de pasar 17 años tras las rejas por vender crack.

La pandemia y las prisiones: ¿cuáles son los desafíos para los gobiernos de  América Latina? - Ideas que Cuentan

Mientras los funcionarios se apresuraban el año pasado para detener la propagación del coronavirus en las cárceles, el Departamento de Justicia permitió que Fulton y más de 23,800 presos como él cumplieran sus condenas en sus hogares.

Los presos también deben ser protegidos de la pandemia de coronavirus |  Noticias ONU

Pero a medida que se vacunen más personas, miles podrían ser devueltos a prisión para cumplir el resto de sus condenas, gracias a una opinión legal poco notada emitida por el Departamento de Justicia en los últimos días de la administración del ex presidente republicano Donald Trump.

Agencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.