Tras el paso de Filomena, que se desplaza al Mediterráneo, una ola de frío invade gran parte de la Península Ibérica, en la capital Madrid, la tormenta invernal cubre no solo la capital española si no también otras cinco comunidades.

La Ciudad Real Madrid lució tapizada de blanco y aunque el equipo jugaba este día en Pamplona,la instalaciones del conjunto madridista así lucieron tras la nevada que azota España.

AGENCIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.