Una empresa de minería espacial china lanzó el martes a la órbita terrestre baja un prototipo de robot que puede recoger los escombros dejados por otras naves espaciales con una gran red.

El NEO-01, que también se asomará al espacio profundo para observar pequeños cuerpos celestes, fue lanzado en el cohete del gobierno Long March 6 junto con varios satélites, informó la agencia de noticias estatal Xinhua.

El robot de 30 kilogramos desarrollado por Origin Space, con sede en Shenzhen, allanará el camino para futuras tecnologías capaces de realizar tareas de minería en asteroides, según la compañía.

Desde la creación de la primera compañía minera de asteroides del mundo, Planetary Resources en el 2009, más de una decena de empresas de todo el mundo han entrado en el sector, incluida 3D Systems de Estados Unidos y Astroscale de Japón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.