Durante su presentación en el Parque Interlomas

Los asistentes que se dirigían al Teatro del Parque Interlomas para oír a Leonel García habrán revivido muchos recuerdos, quienes asistieron virtualmente habrán preparado una cena romántica creando una intimidad irrepetible y los músicos volvieron a entregarse en cada nota de sus instrumentos. Todo para que Leonel derrotara al tiempo una vez más con la magia de su arte en vivo.

«Recuerdas» fue la pieza con la que el mexicano decidió levantar el vuelo. Una elección perfecta que nos llevó a los espectadores, presenciales y virtuales, a balancearnos con el reconocible ritmo de esas dos primeras notas del clásico de Amor Futuro (2014). Con ellas, el silencio que se arracimaba en el lugar fue cediendo ante la voz del autor que ha labrado una formidable vida dedicada a la música.

Clásicos surgidos hace casi veinte años del genio de García, como «Que Lloro», «Sirena», y «Te Vi Venir», siguen latiendo en el pecho de los seguidores del artista.

Eso se notó en cada momento pues, aunque el aforo fue reducido, el lugar se sentía repleto. No habría mejor confirmación del filo que mantiene la pluma de Leo que hace poco nos dio un nuevo paquete de canciones sensible y finamente confeccionadas como la celebrada bossa de su último disco 45 RPM: «Sales Como el Sol».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.