El conjunto de Ronald Koeman conquistó el primer título de su etapa como técnico culé, luego de superar por 4-0 al Athletic de Bilbao dejando en claro su neta superioridad desde la primera mitad, aunque no tuvo acierto en las ocasiones de gol que generó, todo lo contrario que en la segunda, en la que trasladó al marcador su supremacía y buen juego con un gol de Antoine Griezmann, otro del neerlandés Frenkie de Jong y un doblete de Leo Messi en doce minutos, desde el 60 hasta el 72.

En un duelo clásico del torneo, al que los catalanes llegaban con 30 títulos y los vizcaínos con 23 en la segunda final entre ambos de este curso en el Estadio de La Cartuja tras la Supercopa ganada por el Athletic (2-3 en la prórroga) el 17 de enero, los ‘Reyes de Copas’ recuperaron a hombres clave como Piqué para el Barça y Muniain para el equipo vasco.

Ronald Koeman sacó un once azulgrana con Piqué, que se perdió el clásico contra el Madrid pero ya recuperado de su problema en una rodilla, en una zaga de 3 con Mingueza y Lenglet, en detrimento de Araújo; el neerlandés De Jong, Sergi Busquets y Pedri en el medio; y Leo Messi y Griezmann arriba, al dejar al galo Dembélé en el banquillo.

En el Athletic, Marcelino García Toral recuperó a Muniain, que estaba tocado, para su esquema ofensivo junto a Raúl García e Iñaki Williams, con Dani García y Unai López en la medular y sin Yuri Berchiche, con problemas físicos, en una defensa en la que le sustituyó Mikel Balenziaga, junto con De Marcos, Yerai e Íñigo Martínez.

Esta nueva ‘fiesta’ del fútbol llegó, además, sólo dos semanas después de la final de Copa aplazada de la pasada campaña y también en el mismo escenario, donde el Athletic sufrió la decepción de perder en ese histórico derbi vasco contra la Real Sociedad (1-0).

AGENCIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.