El Chelsea se adueñó de la Champions League al derrotar 1-0 al Manchester City con gol de Kai Havertz en Oporto.

Pepe Guardiola se quedó con las ganas de levantar la «Orejona» y será para otra ocasión. El Chelsea gana otra Orejona luego de 9 años de no conseguirla.

El cuadro londinense fue impresionante durante los 90 minutos. La gloria fue para Havertz, que definió y superó a Ederson, enviando la pelota al fondo para darle un triunfo histórico para los azules.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.