Ford y la empresa de ordenadores HP dieron a conocer un acuerdo por el que el fabricante de automóviles reutilizará los desechos del proceso de impresión en 3D para producir componentes de alta calidad para su modelo de camioneta Super Duty F-250.

Ford y HP dijeron que han descubierto la forma de utilizar el polvo de desecho del proceso de impresión en 3D y convertirlo en componentes de molde de inyección, en concreto clips de sujeción para líneas de combustible, lo que es una novedad en el sector.

El fabricante de automóviles señaló en un comunicado que las partes producidas con esta nueva tecnología tiene una mayor resistencia química y a la humedad que las versiones convencionales. Además son un 7 % más ligeras y un 10 % más baratas. La compañía ya ha producido 120,000 unidades de la camioneta Super Duty F-250 con los nuevos clips.

AGENCIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.