Rusia lanzó rumbo a la Estación Espacial Internacional (EEI) el nuevo módulo de enganche Prichal, que cuenta con seis puertos de acoplamiento y permitirá ampliar la configuración del segmento ruso de la plataforma orbital.

El lanzamiento del Prichal (muelle), adosado a la Progress M-UM, un carguero modificado especialmente para llevarlo a la EEI, se efectuó a las 13.06 GMT desde el cosmódromo ruso de Baikonur (Kazajistán) con ayuda de un cohete Soyuz-2.1b.

«¡563 segundos después, tal y como estaba programado, la nave Progress M-UM con el módulo Prichal se separó de la tercera etapa del cohete portador!», informó la agencia espacial rusa, Roscosmos, en su cuenta de Twitter. El acoplamiento del carguero con el módulo de la EEI está previsto para este viernes a las 15.26 GMT en modo automático tras dar 34 vueltas a la Tierra.

El Prichal es el segundo módulo, después del Naúka, que envía Rusia a la plataforma orbital en casi cuatro meses, tras once años de inactividad en la ampliación de su segmento.

Precisamente al módulo multiuso Naúka se enganchará el Prichal, de una masa de 4,5 toneladas, construido por la corporación Energuia, el mayor fabricante ruso de aparatos espaciales. El Prichal está llamado a sustituir el módulo Pirs, que estuvo operativo durante casi 20 años y que fue hundido en aguas del Pacífico en julio pasado.

Pero antes tendrá que ser liberado el puerto acoplamiento del Naúka, actualmente ocupado por la Progress MS-17, cuyo desenganche está previsto para este jueves. De los seis puertos del nuevo módulo, uno es el de enganche al Naúka, mientras que los otros cinco podrán ser utilizados para el acoplamiento de naves tripuladas y de carga, así como de nuevos componentes de la EEI.

La Progress M-UM, además de cumplir la función de portador del nuevo módulo, lleva cerca de 700 kilogramos de carga para los tripulantes de la plataforma orbital.

AGENCIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *