Fue encontrado el cuerpo calcinado del exjugador de Chivas, Antonio «Hulk» Salazar dentro de la cajuela de un automóvil en el municipio de Tonalá, Jalisco.

El exfutbolista también de Jaguares tenía 33 años y murió en situaciones muy raras y hasta el momento no se ha revelado la causa de la muerte.

Los hechos sucedieron en el Periférico Nuevo, por una brecha que da a una presa, metros después del Fraccionamiento Colinas Universidad.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *