El ex astro argentino del fútbol Diego Armando Maradona, abandonó el miércoles el hospital donde se encontraba internado para continuar con un tratamiento de rehabilitación en su casa tras una intervención en la cabeza y un cuadro de abstinencia.

En una ambulancia, acompañado por parte de su familia, Maradona fue trasladado a una casa acondicionada para completar su recuperación en los suburbios de la zona norte de Buenos Aires.

Maradona, de 60 años, fue operado la semana pasada de un hematoma subdural y luego, por decisión familiar y médica, permaneció internado debido a un “bajón anímico, anemia y deshidratación” y un cuadro abstinencia de una adicción al alcohol, según los primeros informes médicos.

“Siempre hay que cuidarlo (a Maradona), más ahora”, dijo Leopoldo Luque, médico personal del exfutbolista, luego de anunciar el alta del hospital en la tarde del miércoles.

Matías Morla, abogado del exastro señaló que Maradona “pasó tal vez el momento más duro de su vida” y consideró “un milagro” que los médicos hayan detectado el hematoma en la cabeza “que le podría haber quitado la vida”.

Durante los días de internación, cientos de aficionados del fútbol pasaron por el hospital para apoyar a “Pelusa” con pancartas con mensajes y banderas, o simplemente con su presencia.

AGENCIAS

https://onlineradiobox.com/mx/neurotik1061

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.