El ex boxeador Juan Manuel López fue acusado el miércoles de violencia doméstica y se le liberó tras depositar una fianza de 175.000 dólares además de aceptar el uso de un dispositivo electrónico de rastreo.

Los cargos, incluidos siete de agresión agravada, abuso físico y psicológico, se derivan de cuatro incidentes distintos en los que la víctima habría sido su expareja, dijeron las autoridades.

El expúgil boricua se entregó el martes luego que su exnovia Andrea Ojeda lo acusó de violencia mediante una publicación en Instagram. En esa red social, la mujer publicó fotografías en las que aparece con un ojo morado y otras lesiones en el rostro.

Jaime Barceló, el abogado defensor, no habló directamente de los cargos. Se limitó a decir ante la prensa que hay una presunción de inocencia, y que las denuncias siguen siendo sólo alegatos, hasta que no se demuestre lo contrario. El excampeón pluma de la Organización Mundial de Boxeo fue acusado previamente de violencia doméstica en 2015, luego que las autoridades indicaron que había golpeado a otra exnovia en la cara.

AGENCIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *