Señalan insuficientes las acciones contra el sargazo en el Caribe Mexicano

REDACCIÓN/AGENCIAS/MAI

Cancún, Quintana Roo.- Sin un plan integral que contemple la industrialización del sargazo, serán insuficientes las acciones anunciadas por la Marina para capturar el alga en altamar, alertó Rosa Elisa Rodríguez Martínez, investigadora de la unidad académica del sistema de arrecifes de Puerto Morelos.

La académica expuso que actualmente no hay sitios de disposición final para el alga que se recolecta en las playas, tampoco hay estadísticas sobre el volumen y la periodicidad de la arribazón de sargazo, según lo señalan medios locales.

Eso implica que cualquier industria de aprovechamiento del sargazo que pretenda establecerse carece de la certeza o del conocimiento sobre la existencia de la materia prima, lo cual hace difícil que pueda florecer una industria sea del tipo que sea a partir del aprovechamiento del alga.

Expuso que las notas periodísticas hablan de 15 toneladas que ha recolectado el barco de la marina en dos días, “por ese dinero y esfuerzo sería mejor colocar barreras y comprar los barquitos y mejor sacas 15 toneladas pero por hora”, agregó.

El presidente del Consejo de Administración de Grupo Posadas, Pablo Azcárraga, declaró que los hoteleros han tenido que enfrentar solos este problema ambiental, ya que las medidas tomadas por las autoridades son lentas y sin coordinación.

“No es un tema de únicamente la Marina, es un tema de especialistas, de gente que sabe de eso. La Semar tiene propósitos más importantes y no necesariamente recoger el sargazo de las playas”,

Lo que preocupa a los hoteleros es el manejo de la planta acuática una vez que se retira de las playas, porque están compuestas de minerales pesados que combinados con otros desechos y sin un procesamiento adecuado puede contaminar los mantos acuíferos. 

Por el momento, el sargazo  sólo se retira de las aguas ubicadas cerca de hoteles, pero las playas públicas continúan contaminadas porque “nadie limpia”. La semana pasada en la zona hotelera de Cancún se reforzó la limpieza y el voluntariado social en las playas para retirar la macroalga.

La secretaria de Turismo de Quintana Roo, Marisol Vanegas Pérez, de su lado, reconoció que si bien hay una caída en las reservaciones hoteleras debido a la arribazón de sargazo, se trata de un fenómeno reciente, que no necesariamente termina viéndose reflejado en los niveles de ocupación hotelera de destinos como Cancún o la Riviera Maya.

Lo anterior debido al análisis de la calificadora Moody´s, la cual menciona que la invasión de sargazo en la costa mexicana del Caribe amenaza las finanzas públicas de Quintana Roo, por ser altamente dependiente del turismo. Los expertos de Moody’s explican que ya es evidente la caída en las tasas de ocupación hotelera, así como los ingresos del impuesto al hospedaje del estado de Quintana Roo. Sostienen que, para enfrentar la emergencia del sargazo, el gobierno local tendrá que liberar recursos para enfrentarlo, lo que debilitará su posición de liquidez.

Tan sólo para el verano próximo aseguró que se espera la llegada a los destinos de Quintana Roo de 2.3 millones de visitantes, lo cual es una cifra muy similar a la registrada durante el mismo período del 2018, incluso con un incremento marginal de 50 mil visitantes más, respecto del año anterior.

“Las reservaciones de último momento es un fenómeno cada vez más presente y podría suceder que de último momento las expectativas se vean rebasadas”, aseguró.

Por su parte, Miguel Torruco, Secretario de Turismo, rechazó que el sargazo sea el culpable de la desaceleración de viajeros de Estados Unidos hacia Quintana Roo. “No es debido al sargazo, es una combinación de otros factores los que han propiciado la caída en el arribo de pasajeros estadounidenses hacia Quintana Roo”, dijo el titular de la Sectur.

En tanto, el dirigente de la Asociación de Hoteles de Cancún y Puerto Morelos, Roberto Cintrón Gómez, llamó a no caer en el catastrofismo, sino trabajar en los diferentes retos que enfrenta la industria turística del estado.

El dirigente hotelero reconoció que ha habido una desaceleración de al menos 20 puntos porcentuales en las reservaciones hoteleras durante el primer cuatrimestre del año, lo cual ha hecho que muchos hoteleros hayan bajado sus tarifas hasta en 20% para intentar no perder cuota de mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *