Enfermedades crónicas son pandemias permanentes