San Antonio, Tx.- Argentina de la mano del atacante Lautaro Martínez puso a bailar a México a ritmo de tango en la cancha del Alamodome y vapulearlo al son de 4-0 en juego correspondiente a la fecha FIFA.

México exhibió una vez más sus carencias y confirmó que tiene una defensa de papel, un serio problema para Gerardo Martino en una noche de pesadilla para el estratega, que vió terminada su racha de invicto y de paso, se extiende a 15 años que México no puede con Argentina en cualquier tipo de competencia.

México inicio como siempre, con posición de balón buscando generar acciones de gol que muy poco pudo conseguir y dónde Argentina, por su oficio y lo cancheros que suelen ser, espero con paciencia a su rival para hacerle daño.

Y así lo consiguió por conducto de Lautaro Martínez quién a los 16′ abrió el marcador ante una defensa desubicada con Néstor Araujo y Carlos Salcedo que propiciaron las anotaciones de Lautaro para encaminar a la Argentina a un contundente triunfo.

Con el primer gol, México se desdibujó por completo y eso lo supo aprovechar Lautaro Martínez con tres anotaciones, la segunda al 22′ con un excelente pase de Palacios al hueco para que Martínez tocará ante la salida de Ochoa que en los cuatro goles, poco pudo hacer.

El 3-0 llegó a través de la vía penal en otro error de la defensa mexicana, ésta ves Leandro Paredes se encargó de marcar el gol donde Ochoa alcanzó a tocar el esférico, pero al final le dobló las manos.

Antes de concluir el primer tiempo, Lautaro Martínez consiguió su tercer tanto de la noche a servicio de Palacios para que una vez más marcara el 4-0.}

México volvió a revivir casi el 7-0 de Chile en Copa América Centenario en aquel juego en Santa Clara, California.

Argentina se compadeció del Tri h bajó la intensidad para la parte complementaria y ni así, México pudo hacerle daño, bueno ni cosquillas le hizo al cuadro albiceleste que se mantuvo ecuánime.

México tenía la esperanza de romper esa racha de 15 años sin ganarle a Argentina, pero fiel a su costumbre, se humilla ante los equipos grandes y ante los chicos, se crece y vuelve potencia, sin embargo, ésta noche Argentina con un cuadro de suplentes, le hizo bajar de su nube al Tri y ubicarlos en su realidad absoluta.

Con este resultado, México acaba con la racha de Gerardo Martino de 11 juegos sin derrota, pero que pronto se olvidará en cuanto le propone otra goleada a alguna Selección de la zona de Concacaf, que es ahí donde demuestra su potencial, lo demás, queda para buenas intenciones.