De cirquero a campeón de Copa Sudamericana

REDACCIÓN/AGENCIAS/MAI

Asunción, Par.- El modesto equipo ecuatoriano Independiente del Valle se encuentra viviendo el mejor momento de toda su historia, incluso mejor que aquel en el cual fue subcampeón de la Copa Libertadores.

EL l conjunto encabezado por Miguel Ángel Ramírez derrotó al cuadro argentino  Colón de Santa Fe por 3-1 y se quedó con el título en la Copa Sudamericana  este fin de semana.

Jorge Pinos, arquero del conjunto ecuatoriano se convirtió no solo  en el héroe al atajar un penal a Luis Miguel Rodríguez, el arquero  tiene una historia poco conocida  lo que prácticamente nadie sabe es que este portero de 30 años de edad tiene una historia de vida muy particular que llama la atención de muchos.

En el año 2016, cuando deambulaba por la segunda categoría del fútbol ecuatoriano, un terremoto sacudió la ciudad de Manta, donde vivía su familia.

Allí, en medio de un mal momento futbolístico, Pinos debió ganarse la vida de cualquier manera con el objetivo de llevarle dinero a sus allegados. Primero trabajó de chofer durante un mes pero luego volvió a Quevedo, su pueblo natal, donde consiguió empleo en un circo. Fue conductor de un show y su mujer vendía mangos en las tribunas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *